Apuesta por Una Nueva Economía (Primer Entrega)

Es increíble pero a la mayoría de los salvadoreños nos cuesta entender que el año 2020 representa el año en el cual se ha dado el mayor retroceso en bienestar social y económico desde el conflicto armado. También nos cuesta dimensionar que esto ha sido provocado por el mal manejo de la pandemia por el Gobierno de Bukele, la incertidumbre que causa y sigue causando la polarización política entre los tres poderes del Estado, así como el grave deterioro de las finanzas públicas.

Al final, el tema del encierro sin planificación y la polarización nos esta insertando en una recesión profunda. La cuarentena extendida de casi 90 días afectó más a la industria que a los servicios: el sector construcción y turismo fueron muy afectados. Todo esto, según estadísticas de varias entidades, ha provocado un aumento en la pobreza del 31% al 41% de la población. De hecho, muchos hogares han bajado de nivel de clase media a pobreza. Asimismo, se estima que la suma de los empleos perdidos más los que suponían generarse en el último trimestre del año, anda por el orden de las 105,000 plazas.

El Salvador experimenta el mayor rezago económico y en el tema del empleo de toda la región. Se dio un crecimiento del -9% en el 2020 y para el 2021, con suerte, se podría tener un crecimiento del 4%. Estos son datos del FMI.

Somos el país con mayor caída económica y con la contracción más fuerte en exportaciones: 21%. Leyendo un reportaje en un periódico local en estos días, se dejaron de percibir $1,000 millones por exportaciones este año, en comparación al 2019. Estos son datos reales del BCR. Solo en prendas de vestir, que es el sector más importante por ahora, se dejaron de percibir $371.2 millones en ventas por exportaciones.  

Aunado a esto, el insuficiente crecimiento económico de 2.5% anual por más de una década, solo ha podido generar 15,000 empleos formales a ese ritmo de crecimiento. Sin embargo, cada año 55,000 jóvenes entran a buscar empleo formal. La mayoría se meten al sector informal, emigran o incluso ingresan a alguna mara. También no ayuda el hecho de que existe bajo nivel de inversión privada y pública. Y sin inversión no hay nuevos empleos. 

¿Que podemos hacer entonces para reactivar nuestra economía y salir de la recesión?

Primeramente tenemos que reducir la incertidumbre (inseguridad jurídica): Esto debe pasar por generar un macro acuerdo entre el Gobierno, Sector Privado y hasta la Academia, o un Pacto de Nación si se quiere, para la reconstrucción del País. A manera de ejemplo, JUMEX y MASECA se fueron del país por falta de certeza jurídica. Bueno esta última empresa no se ha ido del todo pero ha desinvertido muchísimo. Suponía ser una de las principales plantas productoras de MASECA en la región. No debemos olvidar que el sector privado representa el 80% de la inversión en el País, y esta se detiene o reduce cuando hay incertidumbre.

Segundamente, se tiene que definir una agenda entre el Gobierno y el sector privado para atraer inversión extranjera directa (IED). Y es que en la última década, el Salvador ha tenido la IED más baja de toda Centro América. Un buen ejemplo es Costa Rica, que atrae inversión por medio de su agencia CINDE y cuenta con gente capacitada y no política. Acá tenemos a PROESA, pero no podemos colocar a políticos a dirigirla como lo hemos hecho en el pasado. No entraré en detalle pero la falta de resultados de PROESA, en especial durante los últimos 7 años, habla por sí solo.

También tenemos que promover inversión pública seleccionando la de mayor retorno y sostenibilidad, es decir promoviendo las APPs-Alianza Público Privadas. Contamos con una ley para fomentar APPs desde el 2013 y supone haberse reformado para hacerla más atractiva para inversionistas. Por hoy existen 2 proyectos en marcha actualmente: 1) Concesión para modernizar terminal de carga en el aeropuerto y 2) Proyecto de cámaras de seguridad e iluminación en varias carreteras del país. Eso es claramente insuficiente.

Finalmente, tenemos que desburocratizar la trama que complica la inversión para crear empleos y expandir negocios. Pero la clave está en qué tipo de empresas y negocios nuevos queremos atraer a El Salvador. De eso y más hablaré en la próxima entrega de esta serie.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s